domingo, 19 de abril de 2009

Las lecciones que un periodista friki enseñó a un veterano sobre esta profesión

Apreciado veterano:

Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un joven compre un periódico de los tuyos. Las nuevas generaciones me leen a mí en internet porque yo soy su leche materna: crecieron conmigo.

Tú compras periódicos todos los domingos y te espatarras en el sillón para disfrutar de la lectura. Pero yo y mi generación seguiremos sin leer esos trastos los domingos pues los consideramos amuletos de la vieja generación.

Nosotros los jóvenes vamos a los kioscos para comprar chucherías, tabaco a granel, revistas de videojuegos... ¿Periódicos? ¿Ah, es que también venden eso ahí? (Por cierto, cada vez hay menos kioscos)

Y ahora, me gustaría darte algunas lecciones del NPI, que significa Nuevo Periodismo en Internet aunque también puede significar no tienes Ni Puñetera Idea.

1 Cuando te digan que “escribas para internet” sigue estas reglas: no hay grandes reportajes sino textos que no deben pasar de minuto y medio de lectura. Tus titulares deben ser sexys, y no importa si cometes algunas erratas. Sí, erratas. ¿Lo soportarás?

2 En Internet, cuando alguien te dice “para ya” no es para dentro de 20 minutos. Es para dentro de un minuto.

3 Internet permite leer periódicos en ordenadores, móviles, smartphones, Nintendo DS y en e books; y en el futuro nacerán nuevos soportes a los cuales me adaptaré. Pero el papel sigue como hace 300 años.

4 Los periodistas on line estamos trabajando las 24 horas. Tú y tus colegas llegáis a las nueve (confiésalo, ni a esa hora) y cerráis a las 12 de la noche. ¿Es que no pasan cosas cuando duermes?

5 Cuando estás en un periódico de papel, terminas de escribir tu reportaje, sacas una copia por la impresora, la entregas al corrector, luego al jefe de sección, de ahí la recoges y metes los cambios, la das a la mesa central, estos la pasan a producción, que revisan los colores, y la mandan a la rotativa. Allí hacen las planchas, las encajan en los cilindros, imprimen las copias, las meten en camionetas que se pasan la noche viajando hasta los kioscos y a veces llegan tarde porque se les pincha una rueda o les detiene la Guardia Civil por exceso de velocidad. El kiosquero abre su tienda, ordena los periódicos y mira al cielo esperando que no llueva para que la gente compre más periódicos.

En internet, yo termino de escribir, aprieto un botón y todo el planeta me puede leer: con lluvia, nieve, hielo, tormentas, calor sofocante y sin señales de tráfico. ¿Llega tu periódico a Australia?

6 En tu periódico siempre hay un límite de espacio. En internet, puedo añadir más información y colgar videos, y fotos, y abrir foros, y blogs, y recibir cartas en milisegundos, y hacer encuestas de opinión. No hay límites.

7 Ah, y no te guardes esa “exclusiva” tan importante porque seguro que la revienta un medio on line.

8 Antes, cuando venía una crisis, había periódicos que vendían más ejemplares para saber cuàndo iba a acabar la crisis. Ahora, los lectores prefieren leerme a mí en Internet para ahorrar dinero.

9 Admítelo: tu primera fuente de información ya no son los teletipos que entran por el cable, sino los medios on line. Te pasas el día enganchado a nosotros.

10 Yo cuelgo noticias, fotos y videos; gestiono comunidades y foros; tengo un blog; cuando voy a una rueda de prensa me llevo mi cámara de fotos que también hace videos; y cuando regreso, saco imágenes de accidentes o de tiendas de rebajas; estoy suscrito a feeds que me traen las últimas informaciones de toda clase de sectores; sé diseñar páginas de internet y conozco el lenguaje html; puedo crear links a los mejores análisis de cualquier acontecimiento; sé cuánta gente me lee y de qué países; manejo el microblogging y estoy suscrito a Twitter (un día te explicaré en qué consiste); conozco los trucos para que una noticia sea pillada por Google y que se extienda en el ciberespacio; en un día, gente como yo produce tanta información como tres periodistas de los tuyos. ¿Y tú? Te pasas el día haciendo refritos de teletipos. Eso también lo sé hacer yo.

11 Estoy en el medio de comunicación más rápido, más inmediato y más extenso. Tú estás en el más lento y menos inmediato.

12 Cada año, pierdes publicidad y lectores. Yo gano más cada día.

13 Es verdad: los chicos de internet somos unos frikis que estamos en una esquina de la redacción colgando videos picantes. Pero no nos encontrarás nunca en la cola del paro. ¿Y a ti?

14 Por último, si estuvieras en una isla desierta y te dieran a escoger entre recibir cada día un periódico en una botella de cristal y tener conexión a Internet, ¿qué preferirías?



(Trebuchet Normal)

3 comentarios:

jlopezmc dijo...

Pues me fastidia la mayor parte de las cosas que te "recomiendan" pero me huelo que tiene más razón que un santo.
Ta la cosa diferente y removida en estos tiempos...

Ignacio Chávez dijo...

Que bueno es el artículo y cuanta razón lleva, que pudo yo decir!!

Laia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.