viernes, 1 de mayo de 2009

La magia del Reader's Digest


Cuando tengo que hablar ante alumnos de periodismo siempre saco un ejemplar de Reader's Digest, lo agito en el aire y digo: todo lo que queráis aprender de periodismo está aquí. Las mejores entradillas, los mejores reportajes, las mejores técnicas... Es la biblia del periodismo.

Leo el Selecciones desde que era muy niño. Mi padre estaba suscrito a la revista y las guardaba en cajas en el garaje. En verano, yo las destapaba y me ponía a leer ejemplares antiguos. No habían pasado de moda.

Cuando me puse a escribir un libro sobre Periodismo hace unos cuatro años sentí que debía hablar de la carpintería secreta del Selecciones y entonces me dirigí a un amigo que me suministró unos folios donde estaba resumido el estilo de esa revista.
Primero: atrapa al lector desde el primer párrafo.
Segundo, resume la historia con el menor número de palabras.
Tercero, habla de personas y sus dramas
Cuarto, a pesar de que sea una historia trágica, deja abierta una puerta a la esperanza.

No es que estuvieran expuestas en este orden sino eso es lo que recuerdo que decía aquel manual sagrado, que no se presta al público porque en esa revista consideran que es como la fórmula de Coca Cola.

Hoy Selecciones del reader's Digest es la revista más vendida del mundo. Tiene 100 millones de lectores, en 48 países y 19 lenguas. En Latinoamérica es la número uno en México y Argentina; además, es la mayor editorial de libros de cocina del planeta, y ahora, gracias a varias apliaciones se puede leer en iPhone y en el Kindle, el lector electrónico de Amazon. Por cierto, el futuro del periodismo va por ahí y Selecciones tiene un producto lleno de pastillas, píldoras, consejos, trucos, reportajes, recetas, columas e historias de todos los tamaños y longitudes, voces y estilos, ideales para ser consumidos a través de la lectura rápida del iPhone o la aún más reposada de los lectores electrónicos.

Los reportajes de Selecciones han hecho escuela en la prensa, y se han mantenido como una fórmula imbatible para contar historias. En el fondo, el periodismo se reduce a eso: un señor cuenta una historia sobre otro señor.

1 comentario:

comunicacionsellamaeljuego.com dijo...

Qué honor es hacer mi primer comentario en el blog de alguien a quien tengo tan sincero aprecio!

Don Carlos: me encantan los consejos que cuentas del Reader's Digest. Me alegro de que se den cuenta a tiempo de que el papel de su revista será papel digital, porque a otros les ha pasado factura enterarse tan tarde...

Larga vida al Capitán y a su nueva casa!!
Pablo Herreros