martes, 5 de mayo de 2009

Y ahora Amazon va a por las escuelas, universidades y los periódicos



Amazon acaba de presentar lector electrónico especial para libros de texto: Kindle DX. Eso significa un mercado gigantesco: estudiantes universitarios, de instituto, escolares... Y desde luego, puede ser el fin de los fabricantes de mochilas.

E incluso, puede ser el fin de muchos médicos traumatólogos, que no tendrán tanto trabajo pues las columnas de millones de estudiantes por fin se van a enderezar después de haber padecido durante años el peso de sus libros.

Amazon lo presento el miércoles 6 de mayo junto con el presidente de The New York Times, Arthur Sulzberger. Al parecer, la empresa iniciará una prueba piloto con un grupo de estudiantes universitarios de Nueva York el próximo mes de septiembre.

Este nuevo Kindle DX al tener una pantalla mayor que la versión actual (la actual tiene seis pulgadas, como un libro de bolsillo), permite ver mejor gráficos, fotografías e incluso dispondría de una conexión a la red para que se pueda navegar. Valdrá unos 369 euros.

Según The Wall Street Journal, este aparato puede acabar con el mercado de segunda mano de los libros de texto, pero lo más importante para los medios, es que se puede leer periódicos con mayor comodidad. Incluso si se gira la pantalla.


Por cierto, que en otro artículo se habla de cómo los medios de comunicación de EEUU están apuntandose a los lectores electrónicos, pero eso no quiere decir que estén supercontentos. Para empezar, el lector de Amazon no permite desplegar anuncios todavía, y los anuncios suponen el mayor ingreso de un periódico.

Además, se presenta el problema de que Amazon es quien canaliza las suscripciones e impone los precios. Por eso algunos grupos como Hearst están tratando de lanzar su propio lector electrónico. Y el grupo de Murdoch, News Corporation, quiere llegar a un acuerdo con Plastic Logic, para comercializar su propio lector electrónico. La ventaja del lector de Plastic Logic es que es indestructible: se puede patear, pisar y maltratar sin que sufra la pantalla. Pero el de Kindle es muy delicado todavía.

Otro artículo del mismo periódico trata con amplitud esas nuevas vías de negocio de los periódicos y destapa por primera vez las cifras de las suscripciones. El mismo The Wall Street Journal afirma tener 15.000 suscripciones gracias al Kindle, lo cual, afirma el periódico, no es mucho si se tiene en cuenta que disfruta de una circulación de dos millones de ejemplares diarios.

La revista Fortune sólo ha conseguido 5.000 suscriptores y posee una circulación de 866.000 ejemplares. Uno de los motivos que dan los expertos es que los usuarios afirman que leer en los lectores electrónicos no es lo mismo que en el papel.

Pero aunque la experiencia no sea la misma, las empresas de medios están buscando vías para obtener ingresos con suscripciones aunque sea a través de Kindle o iPhone.

(La foto que se muestra arriba es un montaje de un supuesto Kindle grande pero la pantalla es la de Plastic Logic)

2 comentarios:

El Profesional dijo...

Una duda... si no hay anuncios no hay negocio. Si no hay negocio no hay empresa. Si no hay empresa no hay periódico. ¿Quién pagará a los periodistas para que escriban/encuentren las noticias?
¿Acabaran los e-books con el papel y luego con la prensa?

Un saludo

Pepo.

Diarios del Capitán Snorkel dijo...

Se piensa que los periodistas serán pagados por fundaciones las cuales, como Adena o Patrimonio Nacional, les cuidarán para que no desaparezcan. ¡Qué triste!