viernes, 4 de diciembre de 2009

Manual para escritores dementes

Si empiezas tu artículo con un adverbio terminado en "mente" ya no hace falta que sigas: te has retratado como un demente.

Leo una crítica de libros. Empieza así: "Inicialmente, había escrito un artículo distinto para esta sección...".

Es de un novelista. Seguro que buena persona. Pero empezar así un artículo, con un adverbio terminado en 'mente', es un error porque ya estás diciendo al lector el estilo que has escogido: el diletantismo. Vas a perorar. To show off: fardar.

No me equivoqué. Dice: "Los dialogantes olvidan en el calor de la esgrima verbal que hay personas que escuchan, acaso movidas por la esperanza de que se les diga algo de provecho, sinceramente sentido y meditado, y no nacido en el temperamento, allí donde la maquinaria razonable del cerebro delega en el estómago o en cualquier otra víscera ingobernable la tarea de pensar".

Supongo que quiso decir: "En los debates, la gente espera razones no emociones". Hemingway habría muerto de infarto si le hubieran obligado a escribir con aquel estilo pomposo.

Sólo algunos escritores con gran cultura poética pueden componer verso en prosa como García Márquez. El resto que se vaya a fundir palabras a Arcelor-Mittal.

También dice: "...se escoraba hacia un flanco". Escorar es un término marítimo que significa inclinarse de costado. Siempre te escoras hacia un flanco. Basta con decir escorar.

Más adelante, encuentro palabras tan populares como "circunstantes", "palmariamente", o antigüedades como "huelga decir". ¿Huelga decir? Eso es como escribir vejestorios como "a fuer de", "no en vano" u "otrosí digo". ¿Qué es esto, una crítica moderna o La Celestina?

Cuando era jovencito ocultaba mi ignorancia abriendo el diccionario para robar palabras que nunca había usado como "coruscante" , "almadraba" o "glosopeda". Era un inocente.

La verborrea es inversamente proporcional a tu destreza.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sinceramente estoy de acuerdo con mi capitán y le aconsejo que lea las críticas de arte, son una auténtica mina "el grito de igualdad y equidad
murmurando en un inmenso silencio con mucho estruendo en la conciencia cósmica". ¡Va por todos ustedes!

Diarios del Capitán Snorkel dijo...

Sí, las críticas de arte son más difíciles de entender que una exposición de pintura abstracta.