sábado, 19 de diciembre de 2009

Sigo sin entender a las televisiones: ¿por qué demonios los taxistas están en huelga?


Creo que existe un lenguaje esotérico y cabalístico en los canales de televisión que no entiendo y por eso no logro descifrar sus noticias.

De nuevo, me quedo a oscuras cuando veo la noticia de la huelga de taxis de Madrid. Los taxistas aparecen en los informativos diciendo que no desean la ley Omnibús, hacen huelga, forman piquetes, paralizan la circulación y.... nada más.

¿Alguien quiere explicarnos qué hay de enfermo en la ley Omnibús para enfadar a los taxistas?
Ni un canal de televisión ha sido capaz de explicar que esa ley, en su artículo 21, permite que compañías privadas puedan poner servicios de taxis y competir con los taxistas, sin necesidad de tener licencia.

Pero hay que explicar más cosas. Esas compañías no tienen chirimbolos de taxistas en el techo de modo que no se les verá por la calle sino que ofrecerán sus servicios a particulares en domicilio o a empresas. ¿Y entonces por qué los taxistas tienen que pagar por tener una licencia de taxi? ¿Les va a devolver el dinero el ayuntamiento?

Es que los telediarios no nos han explicado que los taxis de proximidad, los taxis de siempre seguirán siendo los dueños de las calles. Lo que cambia es el servicio contratado por particulares o empresas. Por ejemplo, si una empresa tiene muchos viajes al aeropuerto, pueden contratar a una compañía privada que se ocupe de llevar y traer a los ejecutivos con una tarifa especial. ¿Pueden hacer esto los taxistas? Bueno, si igualan los precios de esa empresa, pueden hacerlo. O si quieren pueden crear una empresa privada que realice esos servicios. Es un mercado abierto.

Pero nada de esto lo he encontrado en las televisiones. Yo, periodista, me he ocupado de saberlo después de rastrear mucho. Pero no por los informativos.

La información de las televisiones es cabalística. Hay que desencriptarla como hacían los cabalistas con la Biblia: asignaban números a las letras y letras a los números y así escuchaban un mensaje oculto de Dios.

Debe ser eso.

3 comentarios:

Laia dijo...

Seguimos igual; tampoco me he enterado de la dichosa ley Omnibus. Con los de Haidar hubo que esperar a que cogiera el avión para El Aiún, el pasado jueve, para que cortaran la emisión de la Primera y Vicente Vallés hiciera un mini programa de unos 10 minutos donde se contó todo. ¡Bien! pensé. Ya nos hemos enterado de todo el asunto, pero hemos estado 32 días sin saber qué pasaba. Pues lo mismo con lo de los taxistas. Algo falla y es muy importante. ¿Cómo conjugar la inmediatez de la noticia, el poco tiempo que tienen para contarla, con informar bien?

Anónimo dijo...

Qué razón tienes. Explicas muy bien las cosas y me encanta cómo escribes. Un saludo,
Isabel.

CJC dijo...

Alfonso, esta semana hemos visto algo parecido en el informativo de Antena3, una noticia sobre una multa sin el nombre del multado...
http://3wtransformacion.blogspot.com/2010/01/quien-tienen-miedo-en-antena-3.html