lunes, 30 de noviembre de 2009

Lo último en periodismo: un algoritmo será nuestro redactor-jefe

AOL (América On Line) ha anunciado lo siguiente: creará un algoritmo para que busque los temas más leídos y solicitados en internet, y además, los asigne a periodistas free lance.

En cristiano: un programa informático rastrea la web mundial, detecta que los internautas están buscando información sobre cáncer de pecho, secuestros en Mauritania o sexo en Bali, e inmediatamente, un montón de periodistas free lance que trabajan para AOL reciben un mail que dice: Esta semana debes escribir sobre cáncer de pecho, secuestros en Mauritania y sexo en Bali.

Es decir, la máquina será el redactor-jefe. O sea, el algoritmo. ¿Qué es un algoritmo? Una fórmula matemática que repite un método como cuando uno tiene que programar un despertador. En algoritmos están basados los programas de los ordenadores. Se ponen en marcha cuando los encienden.

Y ahora, un poco de análisis. Más o menos eso sucedía ahora con humanos: un redactor-jefe hablaba con los periodistas y les decía: he visto en la prensa que hay mucha preocupación por el cáncer de pecho, ¿puedes escribir una pieza? Y el periodista se ponía a escribir. A veces, la propuesta venía del periodista, que se pasaba la mañana rastreando la web y de repente encontraba "la historia del día".

Ahora será el algoritmo quien dicte esas instrucciones.
No sé si será mejor o peor. No sé si es más humano o inhumano. Pero parece un método rápido y universal de detectar intereses (lo que más pinchan los lectores) y para estar preparado para colmarles de satisfacción.

Una vez recibidos los reportajes, un equipo de editores se encargará de dar brillo a esos textos, y colgarlos de la web de AOL.

El invento no se queda ahí pues el mismo algoritmo detectará anunciantes interesados en poner fármacos contra cáncer de pecho, viajes seguros o preservativos, de modo que junto con la info, aparecerán los anunciantes relacionados.

¿Terrible o terríficamente ingenioso? Estoy tan aturdido que me sentaré a pensar.

5 comentarios:

Moncho Veloso dijo...

En otras redacciones digitales los contenidos de agencia ya las sube un robot, y los periodistas las ponen bonitas y las editan.

Un saludo.

Laia dijo...

Pues estoy como tú, mi capitán. Últimamente tengo tanto en qué pensar... Hay tantas ideas... que no sé por cuál empezar. Mientras encarguen reportajes, ¿qué más da si el redactor jefe es de carne y hueso o un algoritmo? ¡A veces el primero se parece más al segundo!

isabel dijo...

Pues visto lo visto y en los tiempos que vivimos me inclino a pensar que el algoritmo llegará a ser más humano que muchos redactores-jefes que en estos momentos estarán gritando, humillando, maltratando... al redactor de turno o becario que ayer salió de la redacción a las tres de la madrugada y a primera hora está sentado frente a su ordenador, eso si, en compañía de un exquisito café+repostería de la "máquina".

Diarios del Capitán Snorkel dijo...

El otro día le pregunté a un gurú de internet qué le parecía lo del algoritmo y me dijo que tranquilo, que eso no pasará porque al final se necesitan humanos que decidan sobre lo importante y lo intrascendente. Oij.

Anónimo dijo...

Pues yo creo que la solución (una parte) está en que los ciudadanos tengan acceso a medios de comunicación masivos, construidos por ellos mismos. Hay una campaña ahora que defiende eso en España: http://medioscomunitarios.net/derechoacomunicar/index.php